Qué Tipo de Productos

 





Agricultura ecológica: frutas, verduras y hortalizas

  La Agricultura Ecológica enfoca la producción agraria en el respeto al entorno y en una producción de alimentos sanos, de la máxima calidad y en cantidad suficiente. Su modelo es la misma Naturaleza, aunada con los actuales conocimientos técnicos y científicos.

Respeta los ciclos naturales de los cultivos, evitando la degradación y contaminación de los ecosistemas.

Favorece la biodiversidad y el equilibrio ecológico a través de diferentes prácticas: rotaciones, asociaciones, abonos verdes, setos, ganadería extensiva, etc.

Potencia la fertilidad natural de los suelos y la capacidad productiva del sistema agrario.

Recicla los nutrientes incorporándolos de nuevo al suelo como compost o abonos orgánicos, siguiendo la premisa de que "lo que sale de la tierra debe volver a ella".

Utiliza de forma óptima los recursos naturales. Así, favorece el flujo de energía en el que las plantas verdes captan la energía del sol, moviendo todo el ecosistema.
 
No incorporan a los alimentos sustancias o residuos que resulten perjudiciales para la salud o merman su capacidad alimenticia. No es imprescindible, como parece, la incorporación de sustancias de síntesis en el cultivo o producción de alimentos ni en su conservación posterior, que resulten ajenos al organismo.
Además, potencia las variedades autóctonas, mejor adaptadas a las condiciones de cada zona.


 

Ganadería ecológica

 
Los animales que darán productos ecológicos deben tratarse respetando las  técnicas aprobadas en la Convención Europea para la Protección de Animales Criados con propósitos Ganaderos, adoptada mediante la resolución 78/923/CEE del Consejo, y las normas de la Directiva del Consejo (sobre la Protección de Animales Criados con Propósitos Ganaderos), y deberán estar orientadas al mantenimiento de la buena salud de ganado mediante dietas apropiadas y un buen manejo, recurriendo lo menos posible a los productos veterinarios. En caso de que el ganado enferme se utilizan tratamientos fitoterapéuticos u homeopáticos.
 
El rechazo de los métodos intensivos de explotación del ganado, tales como, la estabulación permanente, el confinamiento prolongado, la falta de libertad de movimiento, el amarre, la explotación en batería y el alojamiento en ambiente controlado, generan unos animales más saludables y mucho más resistentes a las enfermedades. A los animales se les garantiza luz natural, suficiente espacio para el libre movimiento y áreas de reposo o camas de materia natural. El transporte de los animales y su sacrificio también se regirá por diferentes directivas que intentan tratar a los animales de modo ético y que sufran el menor estrés y dolor posible.
 
En ningún caso los productos cárnicos ecológicos provendrán de animales que se hayan alimentado con productos de origen animal (a excepción de productos lácteos y harina de pescado), ni con estimuladores del crecimiento y/o apetito, urea u otras sustancias nocivas. Todos los animales habrán tenido, además, una lactancia natural adecuada. También se rechazan técnicas de sincronización del celo no natural, la transferencia de embriones y la manipulación genética.


Apicultura ecológica

La apicultura es una actividad importante que contribuye a la protección del medio ambiente y a la producción agroforestal mediante la acción polinizadora de las abejas.

La condición de los productos apícolas como procedentes de producción ecológica está estrechamente vinculada tanto con las características del tratamiento de las colmenas como con la calidad del medio ambiente. Esta condición depende también de las condiciones de extracción, elaboración y almacenamiento de los productos apícolas.

La apicultura ecológica es un sistema de producción en el que no se autoriza la utilización de sustancias químicas de síntesis (como acaricidas para el tratamiento de parásitos como Varroa jacobsoni), no se autoriza el uso de antibióticos como tratamiento preventivo de enfermedades.

La sanidad se basa en la prevención de enfermedades mediante la selección de razas adaptadas a la zona, buenas prácticas de manejo y alimentación adecuada, dejando reservas de miel y polen suficientes en la colmena para pasar el invierno. La cera deberá ser renovada con cera de la propia explotación o con cera procedente de otras explotaciones ecológicas.


Aceites ecológicos

El aceite más común en nuestras cocinas es el de oliva pero también tienen importancia otros aceites como son el de girasol, sésamo, maíz, soja, linaza, nuez, cártamo…, que se utilizan bien en la cocina o como complementos de nuestra alimentación.

El aceite de oliva virgen extra ecológico, es el aceite de oliva llevado a su máxima calidad en todos los sentidos, tanto en el cultivo como en la esmerada elaboración, una autentica delicia gourmet para los paladares más exigentes. Es un aceite con muchas más cualidades al carecer de residuos químicos y desde el punto de vista gastronómico, su sabor ensalza cualquier receta de cocina elaborado con el.

Todas las variedades de olivas producen excelentes aceites de oliva ecológicos siempre y cuando las aceitunas estén sanas, se hayan cultivado bajo los requisitos de la agricultura ecológica, se molturen el mismo día de la recolección y el aceite se almacene de forma apropiada.

El aceite de oliva virgen extra ecológico, se obtiene en una almazara autorizada para elaborar aceite ecológico y debe provenir de aceitunas cultivadas sin emplear ni productos fitosanitarios químicos de síntesis ni abonos químicos y utilizando otras técnicas de cultivo que garantizan que el aceite procedente de estas aceitunas no tiene ningún residuo de pesticida ni ningún otro componente nocivo para la salud del consumidor. Además, la aceituna que da aceite de oliva ecológico se ha cultivado con un profundo respeto al medioambiente en la finca, siendo certificada como oliva ecológica.

Para obtener un aceite de oliva virgen extra ecológico de calidad es imprescindible recolectar la fruta en el óptimo momento de maduración. Este es el envero, la mayoría de las aceitunas están cambiando el color, muy pocas son verdes y algunas ya estás maduras. Se recolectan con esmerado cuidado para no dañar las aceitunas y hay que llevarlas pronto a la almazara para que no se estropeen.

El mismo día que se recolectan se muelen, de otro modo, el tiempo de almacenamiento le haría perder cualidades. En la almazara se limpia, se lava y se clasifica la aceituna según calidad y variedad. Con unos trituradores mecánicos re rompen los tejidos vegetales para poder liberar el aceite de oliva virgen extra ecológico. El resultado es una pasta homogénea. La pasta se prensa en frío y libera el aceite y el agua. Bien por decantación o bien por centrifugación se obtiene el aceite de oliva virgen extra ecológico y se separa del agua.

Una vez se tiene el aceite de oliva ecológico separado, hay que conservarlo en depósitos de acero inoxidable o trujales vitrificados. No debe llegar la luz del sol, no debe haber movimientos bruscos y, la temperatura debe ser suave y constante. Sólo así se preservarán las cualidades del aceite de oliva ecológico.

Casi todas las comunidades autónomas en España ejercen el control y la certificación de los productos de la agricultura ecológica mediante los Consejos o Comités de Agricultura Ecológica, que son organismos encargados de velar por el cumplimiento del Reglamento 2092/91, que garantiza que el aceite de oliva virgen extra ecológico cumple con todos los requisitos y garantías en cada uno de los procesos de su elaboración hasta llegar al consumidor.


Panadería ecológica
 

La Panadería Biológica utiliza cereal de cultivo ecológico controlado y Levadura Madre Biológica como único fermento. Esta levadura se caracteriza porque lleva a cabo una fermentación lenta que permite la predigestión del salvado y facilita la asimilación del calcio procedente del cereal. Su acción bactericida permite la conservación del pan durante unos 4 ó 5 días.

El pan es uno de los alimentos más conocido y consumido en el mundo. Gracias al trabajo de verdaderos artesanos que elaboran pan biológico de levadura madre, nuestro consumidor puede recuperar el sabor original y la calidad energética y organoléptica que la industria convencional ha hecho desaparecer.


El pan biológico se elabora a partir de: harina integral completa (harina + salvado + germen) obtenida de la molienda de granos de trigo de cultivo biológico; en dicha harina integral encontramos: el endospermos, compuesto principalmente por el almidón (hidrato de carbono) y el gluten (proteína); el salvado (cascarilla) que es la parte más externa y rica en fibra; y el germen, de donde nacen las raíces y el tallo y que lo convierten en la parte más nutritiva. Todos estos elementos hacen que la proteína de la harina integral sea de mayor calidad biológica que la proteína de la harina blanca.

La verdadera levadura madre se obtiene amasando harina de trigo de semillas de variedades panificables, cultivadas biológicamente, agua depurada y sal marina. La masa se deja en reposo para su fermentación. La levadura madre realiza una predigestión del pan que facilita una mejor asimilación de los nutrientes, a la vez que protege la flora intestinal. Este pan tiene más sabor, un sabor distinto, más ácido, y se conserva fresco durante más tiempo.

El pan biológico es una indiscutible fuente de fibra, vitaminas, minerales, hidratos de carbono y proteínas, indispensables para tener una buena salud. El salvado, eliminado en el pan convencional, es óptimo para eliminar el estreñimiento; tiene también la capacidad de absorber el colesterol y sustancias tóxicas ingeridas a través de los alimentos, con lo cual se convierte en un óptimo desintoxicante.


 
Claves para un buen pan

La levadura madre es susceptible de ser contaminada por otras levaduras por lo que no se debe añadir nunca a la levadura madre levaduras prensadas ya que esto da lugar a alteraciones considerables en la calidad de la fermentación; es por ello que se recomienda no amasar en el mismo lugar panes biológicos y convencionales.

La levadura madre se debe renovar cada cierto tiempo para evitar degeneraciones y contaminaciones que disminuyan la calidad del pan.

El horneado a 200º C dura aproximadamente 60 minutos. Los hornos más indicados son los de leña, pero también se opta por los de calor indirecto.

Cuando el pan sale del horno se debe dejar reposar. Lo ideal es consumirlo 10 o 12 horas después de la cocción. 

Preparados vegetales

 

Los preparados vegetales como hamburguesas, salchichas, embutidos vegetales, pinchos, croquetas, albóndigas… son elaborados en la pequeña industria alimentaria ecológica, para ser una alternativa a los derivados de la carne.

Todos ellos están elaborados a partir de proteínas de soja o trigo, verduras frescas, algas, cereales, semillas y frutos secos, aportando a nuestro cuerpo proteínas de alta calidad, minerales como calcio, potasio, magnesio y hierro, además de vitaminas y fibra, todos ellos exentos de conservantes, colorantes y hormonas.

Otro ingrediente fundamental son las especias vegetales, con las que se consigue la fuerza de su sabor y la peculiaridad de cada variedad tradicional.

Son bajos en colesterol ya que para su elaboración se usan grasas vegetales no hidrogenadas, así como lecitina de soja. También son fáciles de digerir, por lo que son recomendables en cualquier etapa de la vida. Especialmente adecuados para deportistas, mujeres en la época de la menopausia, ancianos, niños…

Pueden utilizarse directamente sin cocinar, en bocadillos, escaldados, fritos, en cocidos, o asados en las barbacoas. De aspecto muy similar a los convencionales.

Queso ecológico
 

Un queso ecológico es aquel que ha sido elaborado siguiendo las prácticas de la agricultura y ganadería ecológicas. Esto incluye el total del proceso, desde el animal hasta que llega al consumidor. Así, los animales deben proceder de ganadería ecológica y los métodos para la elaboración de los quesos han de ser permitidos por la certificación ecológica así como los aditivos que se empleen.

El queso ecológico puede ser elaborado con leche cruda o pasteurizada. La ventaja de pasteurizar la leche es que eliminamos los microorganismos patógenos y el queso se puede consumir fresco. La ventaja de usar leche cruda es que los microorganismos presentes en la propia leche serán los que la fermenten, y en el proceso de curación proporcionarán una variedad de sabores y aromas más diversos.

Para elaborar queso ecológico se calienta la leche a unos 35-40 ºC y se añaden fermentos (estos son cultivos de bacterias lácticas, hongos y levaduras que serán los encargados de proporcionar su aroma y sabor al queso así como de garantizar su conservación) –siempre autorizados-. Se le añade cuajo (puede ser animal o vegetal) y la leche empieza a coagular (en gran medida por la coagulación de la proteína caseína). La pasta que se forma debe ser separada del suero (la parte de la leche que no cuaja), se debe calentar y se dispone en moldes para ser prensada. Se saca el queso y pasa a la sala de maduración donde perderá poco a poco agua y estará esperando hasta su consumo. Dependiendo de la maduración el queso, puede ser fresco, tierno, oreado, curado, viejo y añejo. Y dependiendo de las prácticas que se usen en el resto de los procesos mencionados podremos tener la gran variedad de quesos que existen en el mercado

Viticultura ecológica
 

La característica principal de la uva cultivada ecológicamente es la ausencia de residuos y el óptimo estado sanitario. Si además se añade un cultivo que busca bajos rendimientos, no sólo se prima la calidad, sino que se hace más sostenible el cultivo ecológico al ser las cepas más resistentes frente a posibles plagas. La normativa que rige el cultivo biológico excluye todo tipo de tratamientos con productos químico-sintéticos (herbicidas, pesticidas y abonos).

 

Para que un vino ecológico sea así considerado varios son los requisitos que el reglamento marca para entrar en la categoría de Vino Ecológico dentro de la Denominación Genérica “Agricultura Ecológica”, a saber: los campos deben ser abonados con abonos orgánicos naturales, sobre todo los que son de origen vegetal procedente de residuos del propio cultivo, como orujos o sarmientos triturados. También se admite el estiércol de animal y el compost y quedan totalmente prohibidos los abonos minerales, especialmente los nitrogenados y para la buena conservación de la flora microbiana del suelo queda totalmente prohibida la quema de los restos del cultivo.

Otros requisitos imprescindibles son que la conservación y el embotellado del vino se hagan sin tratamientos y que la vinificación se haga sin el antiséptico y antioxidante SO2, que tiene efectos negativos en la salud.

Alimentación infantil

El aparato digestivo de los bebés es extremadamente vulnerable y muy sensible a las substancias nocivas. tales cómo los restos de pesticidas, nitratos y aditivos.
Por esta razón tenemos hoy por hoy en el mercado diferentes tipos de alimentos especialmente producidos para la infancia como pueden ser leches, papillas, potitos… donde el método de producción y elaboración ofrece verdadera garantía a la hora de obtener ingredientes naturales, puros y sin riesgo de modificación genética y sin añadidos artificiales, respetando el equilibrio natural y conservando el auténtico sabor de los ingredientes de cultivo ecológico.

Herbolario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   Las plantas aromáticas y medicinales pueden obtenerse mediante cultivo, con las técnicas reglamentadas para la producción ecológica o mediante recolección de variedades silvestres que también están sujetas a la reglamentación exigida por los organismos competentes que aseguran una recolección sostenible respetando las especies protegidas.

Tanto las plantas silvestres como las cultivadas se utilizan por sus propiedades terapéuticas, aromáticas y organolépticas en sectores tan diversos como la restauración, la medicina, la cosmética y la agricultura ecológica donde se utilizan como atrayente o repelente de otras plantas e insectos

Se utilizan todas las partes de la planta: flores, semillas, tallos, hojas, raíces.

Las empresas transformadoras que utilizan plantas ecológicas para elaborar sus productos suelen ser artesanales y familiares
Consumir estos productos contribuye a preservar el entorno natural y las zonas rurales.

Cosmética y Perfumería Natural


En nuestro establecimiento disponemos de los mejores productos para la higiene y la belleza corporal, facial, capilar y dental, todos ellos elaborados mediante extractos de plantas cultivadas con métodos biológicos. Por eso contamos con las mejores marcas que hay en mercado, con los niveles más altos de exigencia y de control.

La diferencia entre un cosmético bio y un producto convencional depende de la calidad y cantidad de los ingredientes, así como del proceso de fabricación.

Contrariamente a lo que se cree, la calidad de un producto de belleza se encuentra en primer lugar en las materias primas de la emulsión, es decir, en los excipientes que constituyen hasta 80% del producto. Ahora bien cuando los excipientes generalmente utilizados en los cosméticos clásicos son sintéticos e, incluso, derivados del petróleo, en los cosméticos bio se privilegia los aceites vegetales biológicos, las aguas florales biológicas o las ceras vegetales, que hacen de sus excipientes una mina de ingredientes activos y beneficiosos para la piel.

Un cosmético bio puede contener hasta un 30% de principios activos, mientras que la mayoría de los productos clásicos no contienen más de un 1%. Respecto a los aditivos, sus usos se limitan y se controlan estrictamente en cosmetología bio, frente a la cosmetología tradicional en la cual, a menudo, los colorantes sirven para hacer el producto más atractivo y los perfumes deben encubrir olores que podrían juzgarse desagradables...
Se excluyen así pues los colorantes, perfumes y aceites sintéticos (siliconas); los aceites minerales derivados de la industria petroquímica (parafinas, petrolatum...); los formaldehidos, los parabenes y el fenoxietanol, y los ftalatos; los PEG y los PPG; los sales de aluminio; los productos de origen animal.

Actualmente hay cinco organismos que certifican cosmética elaborada a partir de ingredientes de cultivo ecológico: Soil Association en Inglaterra, Ecocert y Qualité France en Francia, la asociación BDIH en Alemania y la asociación Demeter, que ha creado a nivel mundial una red de organizaciones de certificación y lleva años certificando productos cosméticos elaborados con ingredientes procedentes de la agricultura biodinámica
 
 
Productos de limpieza del hogar

La limpieza es el conjunto de operaciones que se realizan para eliminar la suciedad visible o microscópica de una superficie, ya sea por motivos sanitarios o estéticos. Pero casi todas las sustancias que utilizamos en la limpieza doméstica son tóxicos y contaminantes: quitamanchas, lejías, ambientadores, disolventes, lavavajillas, abrillantadores para plata, limpiahornos, desatascadores... constituyen un auténtico arsenal químico en nuestro hogar.

Desde aquí proponemos una alternativa que son productos compuestos de ingredientes vegetales que ofrecen una alta biodegradabilidad y una máxima eficacia.

Son productos que cumplen criterios ambientales mucho más respetuosos con el medio que las certificaciones ambientales existentes para productos de limpieza convencionales.

 

Especificaciones técnicas:

-Contienen Bitrex, una sustancia muy amarga añadida para evitar la ingestión del producto.

-Empleo de aceites vegetales, zeolitas, aceites esenciales naturales y enzimas cultivadas.
 
-Alta biodegradabilidad. Perfumados de forma natural.
 
-No tóxicos para el medio ambiente. Materias primas.
 
-Materias primas a base de su ecotoxicidad óptima.
 
- Materias primas renovables y se evita el uso de materias primas petroquímicas.
   Incluso los plásticos utilizados son derivados de materiales vegetales.

-Se exige a los proveedores un certificado que garantice que las materias primas que suministran, no han sido experimentadas en animales.

- En su proceso de fabricación nunca experimentancon animales.

Algodón ecológico

Para la fabricación de prendas ecológicas se utiliza algodón ecológico. Este ha sido producido mediante métodos naturales, sin recurrir a fertilizantes químicos, insecticidas, pesticidas ni otro tipo de productos contaminantes.

El algodón crece en sus colores naturales (beis, verde, marrón) y con estos colores se elaboran las prendas, sin añadir blanqueadores y tintes que no son siempre tan inocentes. En algunos casos se utilizan tintes naturales de bajo impacto y sin metales.

 

.

Pañal ecológico

Las razones por las que muchas familias deciden usar pañales alternativos son principalmente tres: salud, medio ambiente y economía, siendo la primera la más destacada con diferencia. En una sociedad en la que resulta casi imposible controlar las sustancias químicas que entran en nuestros cuerpos a través de alimentos, lo que tocamos o el aire que respiramos, muchos padres optan por productos que nos garanticen el mínimo de riesgos para nuestros pequeños.
Productos blanqueados sin cloro (evitando el riesgo del contacto con dioxinas), transpirables, de fibras naturales… en definitiva lo mejor para nuestros hijos con la comodidad de lavarse a máquina o echarlos al compost.
Nuestro ejemplo de consumidores responsables creará individuos conscientes que respeten el planeta

  • COMERCIO JUSTO

También les ofrecemos productos de comercio justo, que son los que proceden de países pobres y de cooperativas o asociaciones de productores, a los que se les compra directamente, sin intermediarios que los exploten, para que todo el beneficio por la venta de sus productos redunde en ellos.

El comercio tradicional pocas veces defiende los criterios del comercio justo, y casi siempre acentúa las diferencias entre los países ricos y pobres. Esta situación puede cambiarse a través del comercio justo, una herramienta de cooperación para colaborar a la erradicación de la pobreza en los países en desarrollo y ayudar a las poblaciones empobrecidas a salir de su dependencia y explotación.

Las organizaciones de comercio justo se constituyen en un sistema comercial alternativo que ofrece a los productores acceso directo a los mercados del Norte y unas condiciones laborales y comerciales justas e igualitarias, que les asegure un medio de vida sostenible

Los criterios de estas organizaciones son: 

   * Salarios para una vida digna

   * No a la explotación infantil

   *Igualdad entre hombres y mujeres

   * Respeto al medio ambiente

   * Derechos laborales

 

 

Siempre ofrecemos el mejor servicio a los clientes
La experiencia en el mercado nos demuestra que las prestaciones, servicio y calidad nos diferencian nuestros productos del resto del mercado.